¿Influye la personalidad de la mujer al elegir color de pelo?

Hará unos 11.000 años que empezó a mutar un gen para poder asimilar mejor la vitamina D en zonas donde había poco sol y ahí comenzaron los cabellos rubios. Es sobre todo en la sociedad occidental donde se asocia el pelo rubio con un determinado tipo de personalidad en la mujer.

¿Cómo se percibe el color del pelo de la mujer?

Hablamos de percepciones del imaginario colectivo y no de realidades:

  • Las rubias.- Son sofisticadas y sexys.
  • Las pelirrojas.- Son desinhibidas y atrevidas.
  • Las morenas.- Son inteligentes y eficaces en el trabajo.

Y no son solo los hombres los que tienen esta percepción, según estudios de mercado, parece que el 30% de las mujeres también consideran que esto es así.

¿Por qué se cambian las mujeres el color del pelo?

Pero ¿es esta percepción la que hace que hasta un 90% de las mujeres españolas hayan cambiado su color de pelo alguna vez? La respuesta es decididamente no, muchas de las mujeres que se tiñen el pelo lo hacen por otras razones:

  • Las canas.- Esta es la primera razón por las que las mujeres españolas se tiñen el pelo, para ocultar las canas. Y el color elegido no tiene nada que ver con esta percepción de más sensualidad o más atrevimiento, si no simplemente por una cuestión práctica en la que es más fácil teñirse por ejemplo de un color rojizo para ocultar las canas que de un color moreno (que tal vez sea el original) y que evidenciaría de forma más inmediata las raíces canosas.
  • Una cambio personal.- Después de las canas el siguiente motivo para teñirse el pelo es el querer romper con una situación personal anterior. Es algo psicológico y tal vez sea una buena forma de empezar una nueva vida. Cuando se ha roto con una pareja, se ha perdido un empleo o se ha cambiado de residencia, el hecho de pasar por la peluquería para cambiar el estilo de pelo y su color es un empuje hacia la búsqueda de algo nuevo, que esperamos sea mejor. Otra vez recurrimos a las estadísticas y estas nos dicen que, por ejemplo, 2 de cada 9 mujeres cambiarán su color de pelo cuando tengan una ruptura sentimental.
  • Por diversión.- Tampoco hace falta que haya una razón especial para cambiar el color del pelo, mucha gente lo hace porque es más divertido renovar de aspecto de vez en cuando, igual que podemos cambiar de estilo de ropa. En esto era un maestro David Bowie y a todos nos encantaba que tuviera mil voces y mil estilos diferentes.

Evidentemente si las españolas son en su mayoría morenas querrán tener su nuevo pelo de un color claro para romper con el pasado, así como imaginamos que a las nórdicas les pasará lo contrario y querrán tener el pelo moreno si es que eran rubias. Muchas mujeres tienen su tinte bien escogido y de ahí no se salen, pero otras irán cambiando de color que como hemos visto puede ser más divertido.

¿Ellos las prefieren rubias?

Según un estudio de L’Oreal dirigido hacia los hombres españoles la mayoría de estos prefiere a las rubias en torno al 55% además les gusta que sean rubias platino. Volvemos a las percepciones de la mujer rubia, parece que esta es más delicada, inocente, si se quiere infantil, esto puede deberse a que es habitual que en la niñez muchas personas tienen el pelo más claro y con la madurez se va oscureciendo. Hasta hace bien pocos años el rol del hombre era el de jefe de familia, siendo así no es de extrañar que se prefieran unos súbditos más débiles. Por otra parte tendemos a querer lo exótico por lo que las mujeres rubias es normal que sean más codiciadas en países mediterráneos como España, donde la mayoría somos morenos.

¿ Tienen las rubias realmente una personalidad determinada?

Algunos estudios como los de Margaret B. Takeda de la Universidad de Tennessee que publicó la revista ‘Equal Opportunities International”  indica que la mayoría de las mujeres “CEO” (ejecutivas de alto nivel) de las 500 mayores empresas de Estados Unidos tienen el pelo oscuro y en un porcentaje que sorprende: el 92%, lo que deja un escuálido 8% de mujeres con el pelo claro. Pero hay otros estudios que demuestran lo contrario, como el de Jay Zagorsky de la Universidad Estatal de Ohio llevo a cabo entre 10.708 americanos a los que midió el coeficiente intelectual y aquí las rubias salían muy bien paradas, pues la media de las mujeres rubias se situaba en el 103,2 frente al 102,7 de las mujeres de pelo castaño y al 100,5 de coeficiente intelectual de media de las que tenían el pelo negro.

Así que parece que no, que el color de pelo no es escogido según la personalidad. O eso parece.